Reglamento transporte de personas

Banner_reglamento_transporte_personas

Los tipos de vehículos autorizados para el servicio de transporte regular de personas, según el Reglamento Nacional de Vehículos (aprobado por D.S. N° 058-20303-MTC), son:

En el ámbito NACIONAL: ómnibus de la Categoría M3, Clase III9

operadores-reglamento-transporte personas IMG2

En el ámbito REGIONAL: ómnibus de la Categoría M3, Clase III

Cuando no existan ómnibus de 8.5 toneladas se podrá autorizar vehículos; y microbús/minibús de la Categoría M2, Clase III en rutas donde no exista transportistas autorizados

operadores-reglamento-transporte personas IMG3

En el ámbito PROVINCIAL: ómnibus de la categoría M3 Clase I, II o III; vehículos de la categoría M2 (microbús/minibús), y vehículos de la categoría M1 (taxi)

operadores-reglamento-transporte personas IMG4
operadores-reglamento-transporte personas IMG5
operadores-reglamento-transporte personas IMG6

Asimismo, entre los tipos de vehículos autorizados para el servicio de transporte especial de personas tenemos:

– En el ámbito nacional: ómnibus de la Categoría M3, Clase III (peso neto vehicular mínimo de 5 toneladas o M2, Clase III de 3.5 toneladas.

– En el ámbito regional y provincial: ómnibus de la Categoría M3, Clase III (peso neto vehicular 5 o más toneladas), microbús/minibús de la Categoría M2, Clase III.

Los conductores deben SIEMPRE tener en cuenta lo siguiente:

– Manejar con prudencia y a la defensiva.
– Disminuir la velocidad en las curvas.
– No adelantar en curvas ni en tramos donde no está permitido. Tampoco en zonas de escasa visibilidad.
– Respetar las señales de tránsito, en especial las reguladoras de velocidad. – No conducir excediendo las horas de manejo establecidas (5 de día y 4 de noche).
– En rutas largas deberán ser dos conductores, como mínimo.
– No hablar por celular ni comer mientras se conduce.
– Detenerse sólo en puntos autorizados. En caso se brinde el servicio estándar: ofrecer las garantías de seguridad a los pasajeros, no poner en riesgo a los usuarios de las vías y no congestionar el tránsito en la carretera.
– Tomar en cuenta las condiciones climatológicas y el estado de la infraestructura vial.
– Brindar las facilidades a los fiscalizadores de la SUTRAN.
– En caso de estar medicado o sentir cansancio, relevarse con el segundo conductor, incluso antes de cumplir con su turno.
– Recordar la responsabilidad que significa transportar vidas humanas.
– No permitir que los pasajeros viajen en los pasillos del vehículo o cabina del conductor. Tampoco en las literas o bodegas.